EL SUEÑO DE LOS MINEROS

Quien no ha soñado despierto alguna vez, imaginando intensamente que es posible hacer fortuna descubriendo, explorando y explotando una mina ?. Con seguridad algunos mineros habrán tenido este sueño.

Como el juego, la minería esta llena de azahar y en mucho se debe a la obsesiva tendencia  de la naturaleza humana de ganarle la partida al destino mientras estamos en este mundo al que venimos sin pedirlo y nos vamos sin desearlo. Algunos recurren a un Dios pensando que está a su servicio para que les conceda excepcionales favores personales, la mayor de las veces sin merecerlo.

En el caso especial de los metales preciosos, su búsqueda es como un virus que ataca en forma galopante a los soñadores  y les provoca una cruenta fiebre que como el loco del Tarot  los hace caminar por doquier sin reparar en las dificultades, peligros y espejismos que se interponen en su camino. Muchos se quedan en la búsqueda y otros se pierden por caminos ocultos para los demás, o simplemente pierden la razón.

Como bien decía Geórgious Agrícola el sabio alemán, autor del famoso primer libro de minería y metalurgia, en su libro “De Re Metallica” en 1556; … “ El minero debe tener gran habilidad  en su trabajo para que primero que todo, conozca  todo lo que la montaña, colina, valle o planicie pueda ser prospectado con mayor utilidad o lo que debe dejar a un lado” (1).

(1) Traducción del latín. Libro I. Parrafo1. Tomado de faximil edición original “De Re Metallica, Basilea.1556.- Biblioteca de la Universidad de Salamanca, España.

Cuando se tiene un lote minero ó se piensa en adquirir otro, ó simplemente se desea registrar uno nuevo, normalmente es debido a  la emoción de un pequeño hallazgo,  y quiza por "oidas" de historias de la región, ó también porque alguien nos lo dijo como gran secreto y pensamos, suponemos, ó soñamos que es rica en minerales y que vale la pena obtenerlo.

Nada hay mas desastroso en la vida de los mineros que crear fantasías, ilusiones y falsas expectativas sobre la potencial riqueza mineral de sus yacimientos, sin contar con una base base objetiva, científica ó técnica. Demasiados son los mineros y emprendedores que desperdician grandes recursos y tiempo tratando de encontrar los puntos de abundancia rentable de sus descubrimientos y algunos con frecuencia pasan años y penurias, ellos y sus familias, o consumen sus vidas sin encontrarlos y al final no les queda nada más que morir abrazados a sus sueños.

No obstante esta triste realidad, desde fines del siglo pasado los científicos y grupos interdisciplinarios de geólogos, físicos, químicos y muchos otros, han logrado desarrollar enormes avances en la Teledetección de minerales por satélite y en exploraciones a otros planetas. Utilizando sensores especiales ó espectrógrafos a distancia, detectan las ondas de radiación que emite toda materia, creando una “firma” espectral única e irrepetible para cada elemento geológico-mineral, identificando su reflectividad, emisividad, y absorción de la luz con asombrosa precisión.

El resto del submenú presenta un ejemplo en  lenguaje sencillo -sin  tecnicísmos geológicos- que ilustra facilmente las  posibilidades y alcances  de esta tecnología de punta y su aplicación en minería, para conocer donde y cuanta  presencia  y  abundancia de minerales se tiene en un área determinada, lo que puede ser la diferencia para que los  mineros conviertan sus sueños en realidad.